Cámaras IP

Con nuestras cámaras de seguridad IP podrás vigilar de la manera más profesional tu casa o empresa a través de Internet con un teléfono móvil, tablet u ordenador conectándolas a la red local o al router.

¿Tienes dudas? Llámanos al 963 222 651

Subcategorías

  • Kits de Videovigilancia IP

    Elige uno de nuestros Kits de cámaras de seguridad IP profesionales de las mejores marcas del mercado e instala un sistema de vigilancia IP de calidad, compuestos por cámaras, NVR con disco duro, cableado, conectores y fuentes de alimentación.


    Comparativa resoluciones cámaras

  • Grabadores de Videovigilancia IP

    Encuentra el videograbador profesional o NVR (network video recorder) que necesitas en nuestro amplio catálogo de las mejores marcas de seguridad para grabar cámaras de seguridad IP y mucho más. Acceso remoto por internet con un ordenador, un móvil o una tablet, IOS o Android.

  • Cámaras de Vigilancia IP

    Encuentra en Evo Seguridad la cámara profesional y barata que estás buscando, disponemos de un amplio catálogo de cámaras IP de exterior e interior de las mejores marcas de seguridad a los mejores precios.

  • Cámaras IP Wifi

    Cámaras IP inalámbricas, motorizadas, con PIR de alarma real y PUSH vídeo, escanea su código QR y podrás verlas por Internet en tu móvil o en tu tablet

     

    Ver cámaras IP con el móvil

¿Cómo funcionan las cámaras de videovigilancia IP?

Emiten una señal de video digital a través de su tarjeta de red, Wifi o ethernet, que podemos capturar con un ordenador, Smartphone, Tablet o con un videograbador.

Si deseamos realizar grabaciones lo mejor es hacerlas a través de un NVR (grabador de video de red, del inglés network video recorder) por su capacidad de almacenamiento (admiten disco duros de hasta 6 TB, algunos modelos tiene capacidad para dos discos) y porque al ser un dispositivo dedicado en exclusiva a ello sus recursos no se ven comprometidos por otras tareas o por otros usuarios. También podemos hacer grabaciones en un ordenador o en una tarjeta de memoria MicroSD en los modelos de cámaras que disponen de ranura para alojarlas.

Los videograbadores se conectan a la red local o al router mediante un cable de red (puede ser UTP o FTP, de categoría 5 o de categoría 6 si la tarjeta de red es gigabite y la red local también) y buscan la señal de las cámaras capturándola para mostrarlas en directo y grabarlas. Nos podemos conectar a ellos para configurarlos y reproducir las grabaciones.

Los NVR PoE disponen de entradas RJ45 para conectarles directamente las cámaras que, si son también PoE se alimentarán a través del cable de red sin necesidad de fuente de alimentación externa, de este modo simplificamos la instalación puesto que no necesitamos un enchufe junto a cada cámara y la configuración es plug and play (conectar y listo). Puedes encontrar en nuestra Web Kits de Videovigilancia IP con este tipo de grabadores.

Las cámaras PoE también se pueden alimentar con un switch PoE que nos permitirá además crear una red local, muy útil si nuestro router no tiene las entradas suficientes para conectar todas nuestras cámaras.

¿Qué cámara elegir?

En primer lugar hay que plantearse si queremos una cámara inalámbrica (sin cables) o cableada, ambas tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Sí queremos poner una o dos cámaras (es lo máximo aconsejable para no saturar el Wifi y evitar que la imagen no sea fluida o que hayan cortes de señal) y no podemos cablear, podemos considerar las cámaras inalámbricas, pero hemos de tener en cuenta que la señal del Wifi tiene que tener la suficiente intensidad para alcanzar todos los puntos en los que queremos instalar las cámaras y que necesitaremos un enchufe donde conectarlas. Si queremos más de dos cámaras lo ideal siempre será cablear para no tener los problemas antes mencionados y que la instalación sea más estable.

En segundo lugar tendremos que elegir una cámara IP de exterior o de interior en función de dónde va ha ser instalada, si es a la intemperie obligatoriamente tendremos que optar por una cámara de exterior, si la instalación es en alguna zona cubierta o resguardada nos servirán los dos tipos de cámara.

En cuanto a la resolución tenemos diferentes posibilidades que van desde 1 megapíxel hasta 12 megapíxeles y su elección dependerá del nivel de detalle que necesitemos. Si queremos por ejemplo hacer zoom de imágenes grabadas sin perder mucha calidad tendremos que optar por aquellas que tienen mayor resolución y necesitaremos un disco duro de mayor capacidad. Con una cámara de las más baratas de 3 megapíxeles es suficiente para reconocer a una persona a una distancia media, con una de 4 megapíxeles alcanzaremos a ver mayor detalle por ejemplo de una caja registradora y con una de 8 megapíxeles (4K) podemos incluso diferenciar los productos que coge un cliente de una estantería aunque estos sean de tamaño reducido.

Si nos fijamos a su apariencia exterior tenemos cámaras de seguridad IP domo, cámaras de seguridad IP tubulares y mini cámaras. Dependiendo del lugar donde las vayamos a instalar resultará más adecuada una u otra y de si queremos que llaman más o menos la atención. Por regla general las cámaras domo se suelen instalar más en interiores, oficinas o locales comerciales, y las cámaras tubulares se suelen instalar en exteriores, adosadas a las fachadas de casas o naves.

Los modelos Smart incorporan detección inteligente, mejorando la detección por movimiento convencional por videosensor que considera movimiento cualquier cambio en la imagen, podemos establecer una línea en la imagen para detectar cualquier cruce de la misma, dibujar un perímetro para generar una alarma cuando sea traspasado o vigilar un objeto por ejemplo. Los cámaras de alta gama pueden incorporar funciones inteligentes como el conteo de personas o mapas de zonas calientes muy útiles para instalaciones de alta seguridad y para realizar estudios de marketing.

¿Qué es una cámara Wireless?

Son cámaras Wifi o inalámbricas, es decir, no necesitan estar conectadas mediante un cable al router, módem o al NVR, se pueden dar de alta en cualquier red Wifi que tengamos. Simplemente tendremos que buscar nuestra red Wifi e introducir el usuario y la contraseña para que se conecten, respetando el mismo tipo de encriptado en ambos dispositivos.  Sí que necesitan estar enchufadas a la red eléctrica para su funcionamiento.

En el catálogo  de Evo Seguridad podrás encontrar al mejor precio modelos con audio para poder escuchar y con micro para poder hablar, con ranura MicroSD para poder grabar y motorizadas para poder moverlas con el móvil, la tableta, el ordenador o el videograbador. También disponemos de cámaras Wifi con sensor de alarma real que detecta movimiento y envía notificaciones PUSH de vídeo, pudiendo armar y desarmar la detección con la aplicación de móvil para que puedas usarla de alarma sin cuotas.

¿Cómo ver las cámaras desde internet?

Como disponen todas de una dirección IP propia podemos verlas en remoto sin necesidad de ningún dispositivo adicional como sucede con las cámaras de seguridad de circuito cerrado analógicas, simplemente conectándolas a Internet a través del router podremos acceder a ellas desde cualquier lugar con los datos de usuario y contraseña.

Disponen de un código QR que podemos escanear con la aplicación del fabricante para móviles o tablets y verlas por Internet fácilmente sin necesidad de configurar el router para abrir puertos. Simplemente tenemos que conocer el usuario y la contraseña y podremos acceder a ella.

También se pueden ver en remoto si tenemos IP fija o un DDNS (sistema dinámico de nombres de dominio) mediante Internet Explorer poniendo en la barra del buscador la dirección IP o el DDNS que hayamos creado, o a través del CMS (software de control remoto) del fabricante, en ambos casos tendremos que abrir los puertos del router apuntando a la IP local del grabador o de la cámara. En el grabador o en la cámara pondremos los datos de nuestra cuenta DDNS, si es este el sistema elegido, para que envíe al servidor la nueva IP cada vez que nuestro ISP (Internet service provider, proveedor de servicios de Internet) nos la cambie.

¿Podemos ayudarte? Llámanos al 963 222 651